Doble, triple, cuádruple, el Abad sube la apuesta

Curso intensivo de cervezas trapenses

La producción de cerveza en Bélgica data de tiempos ancestrales. Su historia está marcada por el hecho de que en la era medieval los monasterios se hacen poderosos y los abades pasan a controlar la producción de cerveza en busca de ingresos para sus órdenes religiosas. Así surgen los estilos trapenses.

La Revolución Francesa acabó con el control monacal, pero medio siglo después, resurge el interés de los monasterios por esta actividad como vía de ingresos.

A estas cervezas se les denomina cervezas trapenses y una asociación específica controla que las que así se hacen llamar sean producidas realmente en una abadía, o próximo a ella, que sean supervisadas por la comunidad monástica y que sus ingresos sean usados para el sustento del monasterio u obras sociales.

Sugerimos empezar por la Tripel, que siendo muy potente es la más suave de sabor y liviana. Luego la Dubbel (doble malta) y finalmente la Quadrupel.

Atención a los grados de alcohol de estas cervezas. ¡Mejor compartirlas que quedar KO!

Post Relacionados

Conquistando el imperio de los sentidos ¿Conoces los estilos más radicales de cerveza? Con sólo...

Tres tremendos trigos Tres tremendas campeonas en sus respectivos estilos Aunque la cerveza de...

Que la fuerza de la malta te acompañe Tres estilos, un alemán, un británico y un belga, con más...